domingo, 27 de mayo de 2012

27 de mayo

Hay veces en que estás sentado o tirado en alguna parte, con una sensación de que quizás hay algo que pasó en un día como este -27 de mayo- u otra fecha, años atrás y que en este momento no recuerdas qué, pero te pones a pensar y pensar y luego llegas a notitas raras que escribiste en alguna época de tu vida y llegas a la fecha que estabas buscando.

O bueno, por lo menos a mi me pasa eso.

La cosa es que llego a estas notitas y las leo y descubro que la sensación que tenia era porque ése día había pasado o pensado algo que me en algún sentido me marcó, pero por alguna razón la olvidé hasta... bueno, la fecha, hoy.
En ese momento me pongo a reflexionar sobre mi vida y las personas que han pasado por ella. Personas que siguen, personas que se van, personas con las que te has peleado y el orgullo de la otra te impide dar pasos y personas con las que hoy estás y no sabes si es por costumbre o porque realmente las quieres en tu vida.
Como no encuentro respuesta a esto último me desvío hacia otros temas y luego me doy cuenta de que no estoy haciendo lo que es mi deber : Estudiar.

Y ahi es cuando me pongo a pensar de que me paso las horas del día estudiando, de que descanso unas pocas frente a la pantalla de un computador, haciendo "vida social" a través de tipeos que adquieren la emoción que el otro les quiera poner y esto siempre depende de su personalidad o de cómo se sienta ese día.
Y después, al otro día, me levanto a estudiar, me voy a la universidad, estudio, hablo un rato, me rio un rato y sigo estudiando. Y luego vuelvo a mi casa a seguir estudiando. Y seguir haciendo trabajos.
Se siente tan común. A muchos les pasa lo mismo. Sólo que algunos ponen excusas para hacer nada siempre, para descansar, para disfrutar la vida, para sentarse a tomar tecito y mirar por la ventana, sin apuro. Para ir al cine con esas amistades que no ves seguido, para dormir, ver películas, pintar, dibujar, salir a correr. A algunas de estas personas, les va bien a pesar de que "viven". A otras sin embargo no les va bien, pero no les importa mucho o eso aparentan, porque la sensación de paz o descanso o por lo menos de tener una experiencia o visión nueva por el solo hecho de haber salido a caminar y mirar a la gente los tiene "en paz".

Y luego está este grupo que tiene una rutina que no quiere que sea rutina. Que le pesa y que se rie. Pero que aun asi oculta mucho para poder disfrutar más cuando sale.
Me he dado toda esta vuelta para llegar a este punto de "ocultar", de "disfrazar" el verdadero ser de una persona y mostrar lo que los otros quieren ver.
Muchas personas, me incluyo , ocultamos cosas o le bajamos el perfil a otras para hacernos la vida más liviana, para disfrutar de los momentos con la gente que queremos y no empañarlos de aspectos negativos que estarán siempre presentes y no se van a solucionar sólo porque lo empezaste a mostrar y explicárselo a todo el mundo. 
Aspectos de la vida que hablas con tus cercanos y que ellos respetan que te moleste hablar pero que te hacen saber que cuando lo necesites, no importa la hora, no importa la rutina, ellos te escucharán. 

Es por eso que siempre me ha molestado que la gente diga de otras personas que "ocultan algo" y que por ello son falsos. O que por el simple hecho de ser espontáneo digan que son forzados y realmente lo que están haciendo es una farsa para cubrir algo. 

Se me fue la inspiración la verdad, pero esto es lo que tenia ganas de escribir hoy, 27 de mayo.

2 comentarios:

  1. Tal vez al mirar muy de cerca, como cuando estamos obsesionados con algo, nos encontremos con un gran muro, y eso siempre es muy frustrante. Pero luego, si uno se aleja un poco, ese muro se convierte en la parte de otro muro que de a poco se comienza a agrietar. Comienza a haber algo más, y con ello también pueden colarse unos cuantos rayos de luz...
    Que no te molesten las críticas sobre eso ya que es momentáneo. Forma parte de un llamado, de una preocupación y de una curiosidad por ti.
    No todo es tan hostil (:

    ResponderEliminar
  2. El criticar es propio de todos, y hasta necesario a veces. Tú también criticas a quienes no te conocen, todos lo hacemos. Por lo mismo, porque no nos conocen. Pero también está el otro lado: ¿te dejas conocer?
    En mi vida me he topado con mucha gente retraída, tímida y callada, con algo que siempre me ha llamado muchísimo la atención: la inagotable sonrisa y rostro de paz. Aprendí que esa sonrisa y una mirada en particular no es más que una forma de ocultar, quizás, una ira, un dolor muy grande respecto al mundo que te rodea. No digo que quizás debas examinar ese mundo para ver qué quieres o no, aunque puedes hacerlos. Tampoco digo que el mundo que te rodea puede estar podrido. La cosa es, ¿te sientes bien haciéndolo? ¿Te es sano, a veces, no demostrar realmente lo que sientes porque no quieres que otros lo sepan? Quizás hayan más puntos por reflexionar... amistades, deseos, tú posición en este círculo.
    Bueno, en cuanto a la rutina... si crees que estudiar todo el día tiene sus frutos (y que de verdad los tenga) y eso además te hace sentir bien, pues al carajo lo que piensen los demás respecto a lo "aburrido" que puede ser (quien sabe, quizás en eso de estudiar descubres muchas cosas nuevas y hermosas). Pero oye, nunca está de más un descanso. Quizás sería interesante tratar de hacer, aunque sea un solo día, lo que los "gustosos de vida" hacen, es decir, NO estudiar.
    Prueba ;)

    ResponderEliminar

¿Qué dices?