lunes, 28 de mayo de 2012

Caminando por ahí

Luego de la entrada anterior, decidí que hay veces en que desviarse del camino es muy entretenido, por lo que quizás lo haga más seguido. Hoy por ejemplo, no me vine directamente a mi casa después de clases, pero me gusta introducirles mis "pequeñas no aventuras".

Fue un día lunes bastante atípico: No tuve investigación (un ramo de cuatro bloques), decidí levantarme e ir a estudiar con una amiga, me encontré con un tipo que sé quién es pero el no sabe quién soy y acompañé a una buena mujer al Ministerio de Hacienda (es lindo, vayan un día). 
Luego tuve clase de social y la verdad es que la profe andaba muy volada con las horas y salimos más tarde a recreo y casi más tarde de clases. Y como siempre me ha dado lata irme en horario pic, me quedé conversando con buenos hombres que alegraron mi día. Al rato todos se levantaron para irse a marchar en contra de la Ley Hinzpeter y me invitaron, pero les dije que no porque : 1.- andaba con un netbook , 2.- me dan miedo las marchas no autorizadas y 3.- andaba con tacones.

La cosa es que me iba a ir a buscar a otros amigos pero los chicos me hicieron darme cuenta de que quizás ellos querían pasar más tiempo solos y no debería ir a interrumpir. Poooooor lo tanto, cuando me reuní con esta pareja, les dije que me tenia que ir y los dejé solos.

Pero yo no tenia ganas de irme a casa.

Así que seguí derecho y no me fui al metro, sino que caminé y caminé por oscuras calles, donde trabajadores de distintos trajes iban recogiendo sus cosas o simplemente iban de camino al metro. Y yo iba caminando en sentido contrario a ellos, intentando no chocar con nadie y con los pies doliéndome un poquito.

¿Mi destino?
El bravíssimo. Si hay algo que amo son los helados y bueno, me sentía triste y quería un helado. 

Y la cosa es que mientras me iba acercando al paseo Ahumada empezaron a aparecer muchos carabineros. Y rejas. Y gente con lienzos. Y caí en cuenta de que estaba yendo directamente hacia la marcha. En la noche. Sola. Con tacos. Yo.
Pero no me urgí y seguí caminando "felizmente" por las callecitas que se iban poniendo más oscuras y sombrías. Y bueno, cruzando el paseo Ahumada me topé con los que se estaban preparando para marchar. Con una multitud que estaba escuchando a una joven que hablaba por altavoz. No me detuve a escucharla, preferí seguir caminando.
Cuaaaaando llegué al Bravíssimo, compré mi helado, me sentí mejor y me puse en marcha hacia el metro U de Chile. Podría haberme ido a la estación Plaza de Armas, pero pensé que era más chori cruzarme con la gente que marchaba. 

Seh, yo tengo mucho sentido común.

En fin, marché un rato en reversa con la gente, me topé con muchos carabineros, me dieron muchos papeles y vi bastantes tipos preparando sus atuendos de encapuchados. Llegué al metro y me vine a casa.

Y eso, quería contarles que cambié mi rutina hoy, espero hacerlo de nuevo.

domingo, 27 de mayo de 2012

27 de mayo

Hay veces en que estás sentado o tirado en alguna parte, con una sensación de que quizás hay algo que pasó en un día como este -27 de mayo- u otra fecha, años atrás y que en este momento no recuerdas qué, pero te pones a pensar y pensar y luego llegas a notitas raras que escribiste en alguna época de tu vida y llegas a la fecha que estabas buscando.

O bueno, por lo menos a mi me pasa eso.

La cosa es que llego a estas notitas y las leo y descubro que la sensación que tenia era porque ése día había pasado o pensado algo que me en algún sentido me marcó, pero por alguna razón la olvidé hasta... bueno, la fecha, hoy.
En ese momento me pongo a reflexionar sobre mi vida y las personas que han pasado por ella. Personas que siguen, personas que se van, personas con las que te has peleado y el orgullo de la otra te impide dar pasos y personas con las que hoy estás y no sabes si es por costumbre o porque realmente las quieres en tu vida.
Como no encuentro respuesta a esto último me desvío hacia otros temas y luego me doy cuenta de que no estoy haciendo lo que es mi deber : Estudiar.

Y ahi es cuando me pongo a pensar de que me paso las horas del día estudiando, de que descanso unas pocas frente a la pantalla de un computador, haciendo "vida social" a través de tipeos que adquieren la emoción que el otro les quiera poner y esto siempre depende de su personalidad o de cómo se sienta ese día.
Y después, al otro día, me levanto a estudiar, me voy a la universidad, estudio, hablo un rato, me rio un rato y sigo estudiando. Y luego vuelvo a mi casa a seguir estudiando. Y seguir haciendo trabajos.
Se siente tan común. A muchos les pasa lo mismo. Sólo que algunos ponen excusas para hacer nada siempre, para descansar, para disfrutar la vida, para sentarse a tomar tecito y mirar por la ventana, sin apuro. Para ir al cine con esas amistades que no ves seguido, para dormir, ver películas, pintar, dibujar, salir a correr. A algunas de estas personas, les va bien a pesar de que "viven". A otras sin embargo no les va bien, pero no les importa mucho o eso aparentan, porque la sensación de paz o descanso o por lo menos de tener una experiencia o visión nueva por el solo hecho de haber salido a caminar y mirar a la gente los tiene "en paz".

Y luego está este grupo que tiene una rutina que no quiere que sea rutina. Que le pesa y que se rie. Pero que aun asi oculta mucho para poder disfrutar más cuando sale.
Me he dado toda esta vuelta para llegar a este punto de "ocultar", de "disfrazar" el verdadero ser de una persona y mostrar lo que los otros quieren ver.
Muchas personas, me incluyo , ocultamos cosas o le bajamos el perfil a otras para hacernos la vida más liviana, para disfrutar de los momentos con la gente que queremos y no empañarlos de aspectos negativos que estarán siempre presentes y no se van a solucionar sólo porque lo empezaste a mostrar y explicárselo a todo el mundo. 
Aspectos de la vida que hablas con tus cercanos y que ellos respetan que te moleste hablar pero que te hacen saber que cuando lo necesites, no importa la hora, no importa la rutina, ellos te escucharán. 

Es por eso que siempre me ha molestado que la gente diga de otras personas que "ocultan algo" y que por ello son falsos. O que por el simple hecho de ser espontáneo digan que son forzados y realmente lo que están haciendo es una farsa para cubrir algo. 

Se me fue la inspiración la verdad, pero esto es lo que tenia ganas de escribir hoy, 27 de mayo.