lunes, 2 de mayo de 2011

Vórtice


En un vórtice donde todo gira y se hunde, se encuentran las llamas azules, que una a una van siendo apagadas y van dejando de iluminar. El cálido resplandor se ve consumido por el vacío, por la oscuridad.

La oscuridad asciende, consume la vida, consume un brillo de alegría.
Cantos de risa se ven desplazados por amargos gritos y lágrimas, que desgarran el plácido silencio y la armonía reinante de un paisaje idealizado.

Todo gira, es un tornado que está arraigado en un solo sitio, girando eternamente, consumiendo todo lo que se le acerca.

Es un espacio que ya no tiene espacio, que se ha consumido y que ha vuelto a empezar, que muere para luego renacer.

Como un círculo vicioso

Como un ave fénix

Como un vórtice.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué dices?