domingo, 15 de mayo de 2011

Gritar al Viento


Me gustaría vivir en un campo
Entonces saldría cada tarde
Cada noche
A alguna colina cercana

Y le gritaría al viento
Y el viento no me daría respuestas ni consuelo
Pero aún así querría gritarle siempre
Y levantar mis manos cerradas en puños clamando justicia
Una que jamás llegaría
Pero aún así no me cansaría y creería que todo es posible

Gritaría quizás, con alegría, quizás con tristeza, con rabia, con dolor
Gritaría hasta quedar exhausta
Hasta caer de rodillas sujetándome la garganta
Y luego me serenaría
Comprendiendo que la vida sigue

Comprendiendo que debo levantarme del suelo
De la comodidad del pasto
De la comodidad de la quietud, del viento que aún sigue conmigo

Levantarme para sacudirme, para despejarme de todo
Levantarme para seguir caminando, para volver a casa

Para enfrentar la realidad

Y al día siguiente


Volver a gritar.

2 comentarios:

  1. No hay nada que me gustaría más que eso en éste momento ...
    Ojalá tuviesemos esa posibilidad en cualquier momento ...

    ResponderEliminar
  2. Parado me hayo
    entre la lluvia y el barro
    y de la distancia el vientro traería
    un grito desesperado.

    En él me abrigué
    de la nostalgia
    y en el anhelo partí
    en búsqueda de la voz que hoy he oído.

    Pero me he perdido
    sin encontrar el camino
    el viento grita de todos lados
    me he perdido.

    ResponderEliminar

¿Qué dices?