viernes, 15 de abril de 2011

Ya no estás.

Tu cuerpo débil te hizo esto, quiso enfermarte.
Tu cuerpo enfermo quiso hacerte sufrir.
Tu cuerpo sufriente te hizo esperar un largo tiempo.
Tu cuerpo que esperaba fue decayendo.
El cuerpo decaído por fin cayó.

Hoy fue el día de tu muerte y quizás nadie se enteró.
Cayeron las lágrimas, miraron al cielo, maldijeron tu suerte.

Luego la calma, ahora estás en paz, ya no esperas ya no sufres más.


Porque ya no estás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué dices?