domingo, 10 de abril de 2011

Here comes the rain again, falling from the stars...


Las gotas de lluvia son especiales para mi. La verdad es que me ponen mucho más meditativa y melancólica pero me gustan. Me gusta el sonido que producen las gotas de lluvia al caer sobre las hojas de los árboles o al caer sobre la superficie llana e incolora de mi ventana, dejando un recuerdo visible, como si al arrastrarse quisieran dejar un rastro de su infausto destino.

Me gustan las épocas de frio, abrigarme y ponerme botas. Me gusta quedarme horas y horas mirando como cae la lluvia... lo encuentro fascinante.

Hay muchos días de lluvia que son lindos para recordar, otros que no tanto...El invierno suele hacérseme más largo, por lo que conservo más recuerdos de lluvia que de sol. Quizás porque cuando es época de lluvia estoy en clases y cuando es de sol, de vacaciones. Quizás porque en época de lluvia compartí con gente con la que ya no comparto, por penosas tristes razones. No creo que haya sido un invierno en la basura, pero creo que recordarlo no me causa sonrisas...

Otra cosa que agrego que me gusta de la lluvia: me encanta que haga frio y escucharla antes de dormir... me ayuda a conciliar el sueño que tengo, que no es mucho pero es suficiente.


Esta foto como que me gustó porque integra dos cosas que me encantan: la luna y la lluvia.


Iba a escribir sobre las canciones malas que me gustan pero comenzó a llover y no pude resistirme.

1 comentario:

  1. me pasa lo mismo con la lluvia... como que me da nostalgia y melancolía pero es bacan cada vez que llueve...
    (!!) te entiendo demasiado con lo de recuerdos....

    ResponderEliminar

¿Qué dices?