jueves, 28 de abril de 2011

Aquella Soledad


Tengo una libertad que se traduce en tierna soledad.
Una que es brillante, feliz y espaciosa. Que no requiere tiempo y ni cariño.
Muchas veces se piensa que es lo mejor, quizás puedes hacer lo que sea, pero al fin y al cabo algo no lo desea.
Sientes que te gustaría otra cosa pero no sabes a lo que te enfrentas, sabes qué es pero no sabes cómo es. Quizás si pero tu experiencia te dice que no sabes nada.
No sabes quién es, cuál será pero sabes que necesitas experimentar.
Observar, sí, es lo único que haces, algo podria aprender, pero la situación te dice que no, que puedes aprender mirando pero que en la práctica serás un desastre.

No sabes lanzarte a esto desconocido, es una interrogante en tu vida. Dime, soledad, cuándo llegara tu final.

Dime, soledad, a dónde vamos a parar.



2 comentarios:

  1. :) me gusto ... emm... no se q comentar XD solo se q querias un comentario asi q aqui ta XD
    sigue escribiiiiiendo y siendo como eres :)

    ResponderEliminar
  2. No cambies por las personas, cambia por ti :)
    muy buena entrada :)

    ResponderEliminar

¿Qué dices?