sábado, 17 de diciembre de 2011

Dulce de leche, con soja y sin crema.


Hola queridos lectores. Hace mucho que no me paso por aqui a escribir algo y, bueno, la verdad es que decidí aparecerme porque un amigo me habló de ello, tuve un a-há y decidí venir aqui, a contárselo a todos ustedes.

Pero ya basta de explicaciones, mejor me pongo a hablarles sobre ... ¿ a que no adivinas?

¿No?

Bueno, voy a hablar de Starbucks y de mi relación con el café y con la tienda. ¡Tenia que hacerlo! Tecnicamente vivo ahí y me extrañaba no haber pronunciado palabra al respecto por estos lados.

Recuerdo que en un principio me daba algo así como verguenza ir, porque estaba todo este tema de que estaban todos en contra de que lo pusieran dentro de la biblioteca y que no sé qué. Además que en mi facultad alegan por lo habido y por haber. Entonces, como decía, me daba algo de verguenza ir a comprar un café del día y llegar todas las mañanas con uno a la facultad.
Algo bastante estúpido, lo sé , lo sé, pero así eran las cosas ¿ya?.

Sigo... ah si. Con el tiempo dejé de ir a comprarme café en la mañana, porque 1.- no soy fan del café del día y 2.- era demasiado café para mi.
En fin, no recuerdo qué día ni cómo, pero comenzé a ir cada vez más seguido. De algunas mañanas y café del día, pasé a dulce de leche descremado tres veces por semana o algo así.
Lo que más me entretenía era poner nombres graciosos para hacer sonreir a los que gritaban el pedido y para reirme un rato de la cara de perplejidad que ponían al leerlo por primera vez. Y digo entretenía, porque al ser cliente frecuente ya no tengo identidad. Jaja, broma, de vez en cuando me pongo algún nombre loco.

Y...cómo olvidar la vez que empezaron a pedir mi nombre real. Jamás les habia dado mi nombre, siempre eran invenciones locas ( por ejemplo, una vez me pusieron Anaconda) y la verdad me hizo mucha gracia. Me hice la dificil un rato y ahí le dije a dos de ellos mi nombre. Y de ahí los demás ya sabían.

Con el tiempo empezé a hablar con los chiquillos que trabajan ahi. Y un día le dije a la chica, con la que más hablaba en ese entonces, que me caia muy bien y que si la podia agregar a Facebook. Me dijo que sí y me dió su nombre y el del otro chico y así fue como tuve a mis dos primeros amigos de Starbucks en mi red social.
Y bueno, con el pasar de las semanas me dió por ir a las 8 am tooodos los días con una amiga, algo asi como... la charla matutina con un buen café en un cómodo lugar. Y de esas mañanas, pasaron a también ser las tardes. Y ya no iba sólo a tirarme a conversar a un sillón, iba a hacer trabajos o repasar para alguna prueba.

Y fue asi como empezé a pasar todo el tiempo ahí. Ir a la biblioteca me daba sueño y en mi casa me desconcentraba y no podia estudiar : Me habia acostumbrado al ambiente de Starbucks.

Hasque que de la nada, comenzé a convencer a mis amigas de que fuésemos a estudiar para allá. Algunas se negaban y me decian que iba a puro a mirar a los baristas, pero no es cierto.
Conocía el nombre de todos, lo que estudiaban y me hacía una idea de cuales eran los días en los que venian porque habia una constante en ellos. Hablaba y bromeaba con todos.
Al principio muchas se extrañaban y no entendían cómo carajo yo sabia o hacía todo eso, pero luego aceptaron que la tienda ya era parte de mi vida.

Al final, ir a Starbucks era como llegar a una casa, era ... ¿por qué hablo en pasado?, ES . Starbucks UDP es un lugar acogedor, la gente es demasiado simpática y cariñosa, el ambiente es agradable, tiene el ruido y el silencio que necesito. Tiene ricos cafés y muffins de chocolate ( y muchas cosas más) y, eso, es un gran lugar.
Pero sólo ése. Sólo el que está en la biblioteca de la UDP, a ése me gusta ir. En ése los cafés me saben especial, me siento cómoda cuando estoy acompañada y cuando estoy sola. Aunque sola ya no estoy nunca porque están los chiquillos. Me caen tan bien, los quiero caleta.



Ahi tienen un poquito sobre mi.
Soy la chica Starbucks, esa que no necesita la tarjeta de la UDP para que sepan que es de ahí, esa que puede decir "lo de siempre" o como dijeron hoy "un Claudiarsh".

.

.


.

.


¿Les mencioné que hice un Caramel Machiatto para mi amiga?

Fue bacán.


miércoles, 23 de noviembre de 2011

Quiero




Quiero matar el tiempo y luego revivirlo, quiero detenerlo y respirar, quiero ponerle play a mi vida sin tener que aguantar jamás. Quiero dejar de ser estudiante, quiero dejar de ser persona para serla denuevo y no tropezar con las mismas piedras del camino. Quiero entender mi vida, quiero entender qué está sucediendo y lo que sucederá.



Quiero quedarme ahí y mirar como todo se quema, ver mis ojos llenos de llamas y que las llamas me vean pero no me toquen, quiero que todo esté iluminado por el fuego y luego todo se oscuresca, quiero comprenderme , que me comprendar, compreder.



Dejar la sonrisa cansada, la mirada perdida, la mueca de sonrisa y el mundo constante donde dejo la vida volar. Dejar el sinsentido, la corriente de conciencia, mi conciencia.


Quiero que me mientan y ser feliz entre mentiras, quiero no despertar de una mentira perfecta y ser feliz y ante la imposibilidad y egoismo del deseo. Quiero verdades pero debo aclarar que estoy harta de ellas, de las que son heridas las que te bajan a la realidad bruscamente , las que te hacen llorar con uno de tus órganos en la mano, latiendo lento, muriendo lento, aguantando mucho.





Quiero ir, quiero huir, quiero la verdad quiero no parar y tirarme al mar.




.

domingo, 23 de octubre de 2011

Hada


En un bosque va caminando un hada
Un hada con alas cortadas
Un hada que está cansada.

En un bosque va caminando un hada
Un hada desconsolada
Un hada que arrastra las alas.

¿Qué te ha pasado hada?
¿Por qué no se reparan tus alas?

Oh hada sigue caminando y sal del bosque
Oh hada encuentra a tus hermanas
Que pegarán tus alas
Y por fin podrás dejar el suelo y volar.

En un bosque va caminando un hada
La cual tropieza con las piedras y el barro
La cual cae a un arroyo cercano

Pero sonríe el hada, ha dejado de caminar y ya no está cansada
Está limpia y refrescada
Está pronta a encontrar a sus hermanas

Porque ha salido del bosque, el hada.





viernes, 21 de octubre de 2011

Música


Una intrigante persona se sienta en la banca de una plaza
De azabaches cabellos y curiosa mirada, observa a la gente pasar
Se pregunta ¿cuál es el mundo de estos individuos?
Se pregunta ¿acaso notarán aqui mi lánguida presencia?

Intrigante persona de azabaches cabellos, que sientes la música del ambiente
Que sientes la melodía de las personas
¿Encontrarás aquella melodía perfecta, que suene perfecta con la tuya?
¿Encontrarás los acordes perfectos?
¿U optarás por un eterno silencio?

Intrigante persona de curiosa mirada
No tengo una melodía afinada
Sólo las ganas de observarte dejar la banca
Y escuchar la música que oculta tu mirada.


domingo, 25 de septiembre de 2011

Hoy Escribo


Quiero declararle a todos y públicamente que yo no sé escribir.
Escribo porque así me lo dictan mis pensamientos.
Escribo porque así entro en ocio.
Escribo para expresar cualquiér sentimiento que me esté llenando en ése momento.
Y también claro, para dármelas de volada y "filósofa", lo cuál no soy, pero espero
poder mejorar y tener las sabias palabras inspiradoras para escribir.

Mi escritura no es poesía, no sé lo que és, pero sé que está ahí en mis pensamientos,
que luego quieren hacerse presentes por escrito y llegan a este espacio público que son
las voladas varias.

Pero más que nada, mi escritura, mi tiempo invertido en este lugar hablan de mí, de mis
amistades, de las cosas que veo. De mí en el sentido de que yo veo las cosas de ésa manera
en ése momento y es curioso saber que la gente me lee y hay veces que les gusta.
Por ello me siento bastante agradecida, a esas casi dos mil cuatrocientas vistas que ha tenido este espacio, de las cuales las mías han sido las veces que vengo a escribir.

Hoy escribo en paz, con sueño, pero en paz y bastante feliz.
Hoy creo, que reflexiono sobre lo que escribo , o siemplemente, intento generar algún llamado hacia las musas de la inspiración , pero veo que eso no ha funcionado hoy y no lo ha hecho por mucho. Y en ése mucho han pasado bastantes sucesos, buenos, malos y no tan malos.

Hoy escribo para sentirme libre de escribir.


miércoles, 31 de agosto de 2011

Aquel ente.


Has repudiado las máscaras durante años, mas durante aquellos mismo usaste siempre una.
Logras respirar sin ella cuando la noche cae y las estrellas son únicos testigos de tu cara azul.
Tu cara azul se esfuerza diario por ser de un color más llamativo, pero no lo logra, la máscara se impone.

Sólo queda tristeza.

¿Te gusta la tristeza? ¿La gente triste? ¿Te gusta ver el suelo mirándote y alguien mirándote mirando al suelo? ¿Sí? ¿No? ¿Te es curioso?

Quizás sí y quizás no. O quizás son ambas. ¿Cómo? Pues vives en ella sin dejar que los demás puedan acomodarse. Son simples pasos. ¿Un mártir? No. ¿Un héroe? Tampoco.

¿Qué? ¿Quién?

Sólo un ente que busca ayudar.

Ayudar a aquellas máscaras que volando vienen y volando van. Que aterrizan para parar y otras para caer. O simplemente caminar en sólido. No más sueños ni nubes. Caminar todos juntos.
Caminar intentando deshacer los disfraces.
Intentando como sea, buscar una sonrisa sincera.
Como sea... sin máscaras.


sábado, 20 de agosto de 2011

Afuera


El frío y la lluvia no importaban
Ella simplemente caminaba, mirando los colores, las formas
Sintiéndo el sabor del frío, de la lluvia.
Sintiéndo ese aroma a tierra mojada que tanto le gustaba.

Muchas vueltas se daba sin lllegar a destino alguno.
Pero qué importaba, no la esperaba ninguno.
Ninguno, nadie sabía que por allí caminaba.
Bajo la lluvia y sobre la tierra mojada.

Buscando miradas , encontrándolas, sabiéndolas ilusión
Mas igual un sentimiento de paz inundaba su corazón.

Luego de todas las vueltas se dió cuenta del lugar en el cual se encontraba
Oh, es mi casa, mis pasos me han dirijido hacia este conocido lugar.

Ya bajo techo, la magia se rompe
No hay lluvia
No hay frío
Ni tierra mojada

Sólo una persona mojada acercándose al fuego y sentándose a observar el espectáculo de fuera desde dentro.

jueves, 4 de agosto de 2011

El Encuentro


De media vuelta es el giro que das cuando debe doblar su caminar. De tacones vas por las calles que dan al mar. El mar azul, oleaje intenso, brisa suave y unas nubes que llaman a una tormenta.
Detente pequeña nube, no llames a tus hermanas que aún mi proeza no está terminada. Deténganse que debo llegar al lugar . Que a las cinco tengo que estar. Que con él me voy a encontrar.

Le has prometido un buen vino, esta vez hay dinero y es el turno de invitar. Compras el mejor que tienen y sales con una media sonrisa, acelerando el paso : Oh dios, ya queda un cuarto.

Por eso cuando llegas a justa hora, sin aliento y con una copa y una botella en tu regazo, el viejo conserje te abre la reja sin palabra alguna sabiando que un día vendrías y te deja pasar hacia el camino de tierra blanca y de piedras rodeado.

Vuelves a tu temple, te acomodas la botella y comienzas a caminar más lentamente.
Sigues por el camino y al terminar hay un claro que está lleno de árboles de hojas caídas, es invierno despupes de todo, no esperabas más.

Caminas y llegas hasta donde está. Lo miras y tus ojos se llenan de lágrimas.
Luego de tantos años, al fin has podido llegar. Dejas tus cosas colgadas en una rama, te arrodillas y destapas la botella de ese buen vino que sabías tanto le gustaba.

Y llenas tu copa, virtiendo poco a poco el resto del contenido sobre la piedra.

Te quedas mirando cómo la piedra gris va tiñiendose de un rojo oscuro y cómo este se escurre por la hierba ya bastante seca.

Alzas la copa con una sonrisa rota, habias pensado que ibas a mantenerte calmada y esta visita al cementerio iba a pasar sin pena ni gloria. Sabías que deberías haber aceptado el consejo de tu madre y deberías haber llevado a una amiga contigo, pero tozuda como eras jamás ibas a aceptarlo.


Dieron las siete de la tarde y ya es de noche, el frio de la noche cala tus huesos pero aún no puedes dejar de mirar la tumba de tu hombre.
Y el consejer llega , te ve y te levanta, te hace caminar hacia la reja y pide un taxi, todo en palabras mudas.

Y vuelves a tu casa, alejada del lugar te sientes mejor.


Sonriés a ti misma, te embelleces
Entras a tu casa y caminas con energía.

Hay que demostrar que podías ir sola , ¿no?

Nadie tendría por qué enterarse de lo pasado en la hierba seca, al final del camino de tierra, tras la reja .

¿Cierto?





domingo, 24 de julio de 2011

Animarse a Esperar


Pensamientos y realidades
Emociones e imaginaciones


Se fueron de vacaciones
¿Cuándo volverán a escribirse a inspirar?

Jamás se sabrá

Sólo queda... animarse a esperar.

sábado, 16 de julio de 2011

La Caja


En la mano una cajita cerrada
Cerrada por varias semanas
Semanas así ignorada
Ignorada así y cargada

¿Que hay en la caja cargada?
No es posible saberlo
¿Es posible quererlo?
Sí, no, quizás
Respuestas vacías sin más

Sin más querer decifrar
Para poder hablar
De lo que aquella caja contendrá

Cae la caja y se hace la grieta
Abollada, lastimada, algo quebrada
Mas sin dejar salir nada

Y repentinamente en su costado algo se ilumina
Son letras de cursiva caligrafía
Grabadas delicadamente
Una frase conocida
Me abro al cierre la frase decia

Me abro al cierre

La caja está abierta
Empolvada por el tiempo
¿Buen momento?

martes, 12 de julio de 2011

Un Mundo


En un mundo de azul y negro han llegado a los matices del grises
Han llegado los blancos de invasión han llegado los colores como son
En un mundo de neblinas del polvo en un mundo de la lluvia
Se han ido los ángeles se han ido con las alas rotas se han ido volando sobre rosas
En un mundo cegador de blancos brillantes ha nacido la esperanza de los ojos rojos
Se ha terminado la espera, ha comenzado una nueva era

En un mundo azul y negro han llegado los matices del grises, del polvo en un mundo de lluvia de ángeles sobre rosas cegadoras de ojos rojos.

miércoles, 6 de julio de 2011

Ha Comenzado


Comienza un nuevo viaje
Uno bien deseado jamás logrado
Uno ahora bajado del sueño a la tierra
Uno que cambiará todo lo que era

Ha comenzado la travesía
Llena de subidas y caídas
Llena de obstáculos
Que serán sorteados como en el mejor de los espectáculos

Ha comenzado el viaje
No fue necesario pagar peaje
No fue necesario volverse salvaje

Ha comenzado la travesía
Aquella que deseé de por vida
Aquella cambia vidas
Aquella colorida

Que intenten detenerla , no podrán
Que quieran frustarla, fallarán

Los jueces caerán
Y vos te reirás
Al ver la meta que lograrás

domingo, 3 de julio de 2011

Es Hora


Es hora de sentarse a pensar
Es hora de caminar y recordar
Es hora de sentarse a dar un giro y borrar
Hora de caminar hacia atrás
Hora de tus ojos vendar
De tus ojos cegar
De tus ojos raptar

En un principio violeta con tintes de blancos se ha vuelto rosa
En un final de toques oscuros se ha vuelto gris
En un principio de siembras se han convertido en marchitas

Es hora de sentarse a pensar
Es hora de caminar y recordar
Es hora de sentarse a dar un giro y borrar
Hora de caminar hacia atrás
Hora de tus ojos vendar
De tus ojos cegar
De tus ojos raptar

Es hora de olvidar verte pasar, hora de encontrarte lugar
Del viento los recuerdos llevar, de todo desgarrar
De sonreir hacia atrás mientras vueltas das
De las rosas cortar y maleza plantar

Es hora de enderezar y el mundo de cabeza tornar
De cerrar al abrir y de abrir al cerrar
De tus ojos pintar transparentes
Es hora de la puerta cerrar



La negación en esencia

¿Tiene alguna ciencia?



martes, 28 de junio de 2011

Quién

Quién quisiera reir, quién quisiera llorar
Quién quisiera parar de cantar
Quién quisiera gritar, quién quisiera soñar
Quién quisiera escapar de la realidad

Es tu debilidad, sin más sin controlar
¿Cuando aprenderás?
Por eso comenzas a forjar aquella coraza amurallada
Aquella que que está tan usada, tan rayada

Aún persiste en ser levantada, jamás derribada
Siempre en contrucción cuando jamás hubo acción
Acorazada y alabada, ¡forma bien tu muralla!

Jamás bienhecha, jamás concentrada
Siempre dejada, siempre atacada
Varias fallas que deja la piedra para poder pasar
¿En qué irás a acabar?

En polvo fino de roca, que será llevado por el viento
¿En qué momento?
Ninguno, porque jamás será polvo y tampoco bailará con el viento
Sólo porque no quiere seguir el tiempo

Porque detrás de esta muralla no hay polvo de hadas
No hay magia no hay más nada

Quién quisiera reir, quién quisiera llorar
Quién quisiera parar de cantar
Quién quisiera gritar, quién quisiera soñar
Quién quisiera escapar de la realidad

domingo, 26 de junio de 2011

Caminante sin destino


Sus amigos le habian dicho que irian a comprar a una tienda cercana y que no tardarían en volver. Como ya habia pasado una hora y no se aparecían, cogió una casaca delgada y se la colocó sobre su polera de tiritas y cuando estuvo lista, con el móbil en un bolsillo y un encendedor en el otro, decidió cruzar el umbral de la puerta.
Cerró bien, estaba en casa ajena y no quería que ocurriese una desgracia por su culpa.
Comenzó a caminar, cruzó la calle sin mucho cuidado y llegó a la playa. Allí el viento la golpeó como saludo y por ello se arrepintió de llevar sólo una casaca delgada que la "abrigase", porque claramente no cumplía su cometido.
El frio pasó a segundo plano cuando decidió mirar hacia arriba y vió que la luna brillaba intensamente, al igual que las estrellas. Sus pies comenzaron a moverse automáticamente y fue asi que, sin darse cuenta del tiempo, caminó más de dos horas por la orilla de la playa.

Fue consciente de sus zapatillas mojadas, de que su piel le dolia de lo fría que estaba y que con mucha suerte podia moverse contra el viento, el cual habia aumentado en intensidad.
Se alejó de la orilla de la playa y se dejó caer sobre la arena. A su lado habia una cajetilla que contenía 4 cigarrillos. Sorprendida se preguntó si el dueño de esta la estaría buscando, por lo que hizo un esfuerzo y miró alrededor.

No habia un alma que la acompañase aquella noche.

Fumar no era algo que hiciese amenudo, pero sentia que la ocasión lo ameritaba y en vista de que le estaban regalando 4 cigarrillos, estaba bien.
Buscó en su bolsillo y cogió un cigarrillo con mano temblorosa. Le llevó varios minutos encenderlo por culpa del viento. Cuando lo logró le dió una calada rápida, con necesidad. Dicha acción llevó a que un leve mareo la afectase, pero se sentia bien, asi que lo ignoró.
Mientras miraba las olas, que venian y se rompian y que el viento ayudaba a que fuesen más grandes y fuertes, se fumó aquellos 4 cigarrillos.
Como dijo la que escribe, esta joven no era una fumadora común, casi nunca lo hacia. Por ello sintió una sobredosis de relajación y se quedó allí tirada en la playa.
Estaba pálida como la cera, fría como el hielo y el corazón le latia tan lentamente que pensaba que iba a morir. El único aroma que le llegaba era el del humo que se había mezclado con su ropa y las únicas ganas que sentía eran las de dormir. Sabía que no debía, ya que estaba sola y era peligroso.

Como pudo, reunió fuerzas esta pequeña joven y se levantó. Sintió que se desmayaría, pero luchó contra ello y comenzó a caminar. Su celular no tenia mucho dinero como para pedirle ayuda a sus amigos, pero no le importaba llamarlos... al parecer nadie se había dado cuenta de su ausencia.
Las horas que habían volado mientras caminaba se le hicieron eternas en su regreso, necesitaba que alguien la ayudase a caminar o alguno de sus amigos recordase su existencia y se dignase a llamarla.
Pero pasaron y pasaron los minutos y nadie llamó. Caminó y caminó y al cabo de tres horas llegó a la acera que estaba frente a la cabaña. Divisó luces encendidas y mientras se acercaba escuchó una cumbia que resonaba cada vez más fuerte a medida que se acercaba a la puerta.
Suspiró y decidió golpear : Nada. Otra vez: Nada. A la tercera le abrieron despreocupadamente.

La joven de ojos de noche sonrió de lado, negó con la cabeza y se dirigió lentamente hacia la cocina. Hirvió agua, se preparó un té simple con dos de azucar y lo bebió tan lentamente que cuando terminó, este ya estaba poniéndose frio. No se movió de la cocina hasta terminar de beber.

Luego se dirigió al cuarto, metió todas sus cosas con tranquilidad en su bolso, revisó que nada le faltase y llevó sus pertenencias hacia la puerta de entrada.
La mitad de su cuerpo estaba fuera de la cabaña cuando una de sus "amigas" se dió cuenta de las maletas.

-¿A dónde crees que vas con todo eso?
- Me voy, gracias.

Cerró la puerta tras de si y caminó hasta la estación. Compró un boleto y esperó su bus.
"Volveré a casa, resultó ser un desastre" le texteó con lo que quedaba de dinero en el móbil a su amiga.
Una lágrima rebelde se asomó en sus ojos, pero se la secó tranquilamente.

Ya aprenderás.

lunes, 20 de junio de 2011

Muchacha


Muchacha que caminas sola por las calles
Aquellas donde la lluvia cae en silencio
Y también sobre tu cabeza

Muchacha de cabello nocturno
Aquel que sigue al viento
Aquel que brilla como la luna
Y es tan suave como el terciopelo

Muchacha piel de seda blanca
Fría como la nieve
Y veces cálida como el sol de primavera

Muchacha color de ojos de nubes en tormenta
Perdidos en el mundo
¿Qué dirían si fuesen capaces de hablar?

Muchacha de misteriosas sonrisas
de misteriosas miradas
¿Cuántos secretos escondes bajo tu faceta?

Muchacha de manos frías
de dedos largos
de piel delicada

Muchacha del corazón de piedra
¿Cuándo aceptarás que es de algodón?

Muchacha del libro de historias eternas
de aquellas que jamás tuvieron final
o cuales jamás quisieron empezar

¿Cuándo dejarás de caminar en tierra y pasarás a las nubes?
¿Cuándo dejarás de caminar en penumbra y lo harás sobre el arcoiris?

Toma mi mano muchacha
Ven
Te arrastraré a la felicidad.

Y solo así podrás volar.

jueves, 16 de junio de 2011

Silencia


Camino cuando cae la noche y el ruido se apaga
Se apaga hasta el silencio
Y ya no queda nada.

La nada está muda y no me da respuestas
Tan solo me señala que debo buscar el camino a ciegas
Sólo cuando la noche es ciega.

A ciegas veo más que perfecto
¿Será porque estoy en tiempo muerto?
De tanto buscar me siento y llega la espera

Cuando ya nada queda

viernes, 10 de junio de 2011

Aquí sentada, frente a la pantalla.


Estoy aquí sentada, frente a la pantalla.
La verdad es que esto de la tecnología no me agrada
La información es fría e inmediata y
Me entero de cosas no esperadas.

Aquí sentada, frente a la pantalla.
Te pienso, te recuerdo, te extraño
Mantengo tu historia actualizada bajo mis dedos
Luego
Risas, rabia, lágrimas atenuadas.

Aquí sentada, frente a la pantalla
Pasan las horas, los días, los años
Pasa tu vida retratada
¡Oh! Estás tan cambiada.

Jamás sabrás que desde mi escondite
Seguirá tu anónima
Viviendo teniéndote tan lejos y a la vez tan cerca
Viéndote
Viviéndote


Desde aquí sentada, frente a la pantalla.


viernes, 3 de junio de 2011

El cuento de los Interactuantes



Te vi por vez primera sentado en primera fila
observando a quienes conocimiento te decian
Estabas solo, sin embargo inquieto
Un tipo curioso, un tipo de aquellos

Por vez segunda te vi desde las alturas
observando curiosa el contenido de aquel estuche
¿Qué será? ¿Que trae? me preguntaba
Mas nunca supe lo que llevaba.

En eso estaba cuando me encuentro con tu mirada
Sorprendida, aterrada, avergonzada
¿Era yo a quién mirabas?
La afirmación se daba y extrañeza producía
Mas no entendía a que se debia
que tu mirada no se desconectaba de la mía.
Desviación mutua, momento confuso, extraños vuelven a su mundo.


Surge la idea, se arriesga , se acepta, se habla
¿Quién iba a imaginar que iba a funcionar?
¿Aún soy yo quien maneja la realidad?

Día uno y ya te saludo, momento extraño, momento que dudo.
Dias más y más saludos ¿quién dijo que seria sólo uno?

Nuevamente primera fila, mas ahora atención me ponias
Extrañeza, confusión, rabia, sin embargo sonrisas
¿Quién iba a saber cuánto me iba a frustrar, no entender un ser como tal?
La respuesta fue observar, conocer, analizar. Aplicar, jugar, estudiar.

Poco a poco iba entendiendo mas seguia la frustración.
Sin definición de palabras, su presencia era extrañeza.
Habia algo que no entendía, él algo escondía.

De los segundos al minuto, del minuto a las horas, de las horas al día.
De los días al mes, del mes a tiempo que avanza.

Fui conociendo, fui entendiendo.
Nunca supe que eramos, asumia que manteniamos amistad.
Mas un dia casi la torno en enemistad.
La frustración y la rabia me dijeron que no habia sido.
Que falsas ilusiones habia denuevo creado.
Que estaba cometiendo errores del pasado.

Lágrimas que te hacen ver todo más claro.
Más nítido, más calmado. Quizás no todo es como lo he pensado.
Aquellos dicen que esto ya no tiene sentido, alguien tiene que ceder.
Hay mucho más por ver.
Y dejarse querer.

El resultado es algo extraño mas no incomoda.
Es cuando la rabia ya no aflora.
Es cuando el silencio habla y los golpes cesan.
Es cuando es distinto y es igual.
Es cuando vez blanco y no tanto negro.


Te vi por vez primera sentado en primera fila...

¿Quién sabe dónde volveremos a encontrarnos en otra vida?



domingo, 29 de mayo de 2011

Hablar en Silencio


Hablar en silencio es mirar observando
Hablar en silencio es sentarse mudo
Hablar en silencio es respirar con calma
Hablar en silencio es moverse con el viento
Hablar en silencio es respirar el aire

Caminar bajo la lluvia
Que trae millones de preguntas
Es suspirar al cielo en busca de respuestas
Es voltearse con sorpresa
Es abrir los párpados con curiosidad

Con misterio
Es quedarse quieto observando tu mirada
Y encontrar nuevamente tu sonrisa

Hablar en silencio es mirar observando
Es sentarse mudo
Respirar con calma
Con el viento
El aire
La lluvia
Preguntas
Respuestas
Sorpresa
Curiosidad
Misterio
Tu Mirada
Tu Sonrisa





Se Busca


Se inicia el cierre de puertas y estas cumplieron lo que la voz había dicho. Arrastrada por el mar de gente llegué hacia la parte trasera del vagón. Allí había un hombre de mediana edad, vestido de chaqueta roja. Tuve la mala suerte de pisarlo, sin embargo me sonrió y me dijo que no me preocupara. A partir de su sonrisa nos miramos hasta que él llegó a Universidad de Chile y tuvo que descender. Nos despedimos con un roce de manos mientras pasaba, sin mirar atrás. He intentado cruzarme con él denuevo.


¿Tú lo has visto?

lunes, 23 de mayo de 2011

Salto a lo Incierto


Cuando abrí los párpados me encontré sentada en una banca, en un día de invierno. No estaba segura de qué estaba haciendo allí ni de cómo había llegado, pero decidí sentarme a esperar que el frío pasara.

Mientras más esperaba, más frio tenia, más fuerte nevaba.

Y tenia dos opciones: o me movía de allí y me lanzaba a lo incierto o me quedaba esperando que mi futuro siguiese el curso planeado en este invierno.

Fue cuando decidí dejar esa banca, levantarme y caminar hacia delante, quizás algunas veces mirando hacia atrás.

A medida que avanzaba, me di cuenta de que el invierno iba a acabando y poco a poco el paisaje comenzaba a variar.

Y recordé.

Recordé cómo habia llegado a aquella banca. Me habia ido a sentar allí porque eso estaba determinado para mi.

Y entonces entendí de pronto, que nadie podia destinarme a esperar.
Que nadie predetermina mi futuro.
Ni las piedras, ni las cartas, ni adivinos ni gitanos.

Nada determina mi futuro. Yo voy creándolo.

Así fue como decidí entregarme a lo incierto, a la sopresa del presente.

Decidí vivir sin saber nada. Sin importarme lo predestinado.

Decidí vivir realidades e ilusiones.

Decidí soñar.







sábado, 21 de mayo de 2011

Del otro lado del Sol


¿Y quién entiende a las mujeres? ¿Y quién entiende a los hombres?
¿Las mujeres a los hombres y los hombres a las mujeres ?¿O es acaso las mujeres a las mujeres y los hombres a los hombes?

O quizás ninguno se entiende. Quizás ni cómo individuos son capaces de saber qué piensan, qué es correcto, cómo deben actuar.

Dicen que las mujeres son seres venenosos y no se dan cuenta que los hombres también son seres que rebosan venganza. Y ellas no se dan cuenta del daño que causan intentando pensar un poco en si mismas. Y ellos no se dan cuenta de que pasan por encima de todo por obtener lo que desean. Desde donde se observe, son siempre iguales. Aunque los separen idiomas o culturas, siempre ocurriá.

Y también es alrevés, no sólo las mujeres serán serpientes y los hombres demonios. Existe de todo en esta selva humana. Una selva sin sentido, una selva muchas veces inhumana.

¿Qué es lo que queda hacer? ¿A quién creer? ¿Cómo confiar?
¿Será la solución aislarlos a todos? ¿Será la solución eliminarlos a todos?

Pero... son humanos.
Son imperfectos
Y se caen una y otra vez
El suceso se repite
Bajo otras imágenes


¿Qué deben hacer? ¿Puedo ayudar?


Al parecer aún no.


Volveré a mi planeta hasta que el cielo vuelva a ser azul y pueda ver el sol.
Volveré a mi planeta hasta que vea que los humanos quieren ser lo mejor de sí.




Sólo queda regresar, del otro lado del sol.

domingo, 15 de mayo de 2011

Gritar al Viento


Me gustaría vivir en un campo
Entonces saldría cada tarde
Cada noche
A alguna colina cercana

Y le gritaría al viento
Y el viento no me daría respuestas ni consuelo
Pero aún así querría gritarle siempre
Y levantar mis manos cerradas en puños clamando justicia
Una que jamás llegaría
Pero aún así no me cansaría y creería que todo es posible

Gritaría quizás, con alegría, quizás con tristeza, con rabia, con dolor
Gritaría hasta quedar exhausta
Hasta caer de rodillas sujetándome la garganta
Y luego me serenaría
Comprendiendo que la vida sigue

Comprendiendo que debo levantarme del suelo
De la comodidad del pasto
De la comodidad de la quietud, del viento que aún sigue conmigo

Levantarme para sacudirme, para despejarme de todo
Levantarme para seguir caminando, para volver a casa

Para enfrentar la realidad

Y al día siguiente


Volver a gritar.

viernes, 13 de mayo de 2011

La Luna


El aroma que había en el lugar era dulce, aún no podía identificar qué era, pero no me agradaba mas tampoco desagradaba.
Caminé hacia las escaleras, y comenzé a subir aquellos 50 peldaños que me llevarían hacia La Luna.
Decidí pararme a descansar en el rellano de la puerta antes de entrar, estaba nerviosa, no sabia muy bien cómo debia actuar, cual era el comportamiento adecuado, qué debía y no debía hacer.
Cerré los párpados. Inspiré y luego dejé caer lentamente el aire que llenaba mi pecho. Abri los párpados y di un paso hacia La Luna.

Sin darme cuenta, en un dos por tres, el suelo fue cielo y el cielo fue suelo. Estaba en un mundo de cabeza y todo era normal, según los cánones de este nuevo lugar.
Me di cuenta de que todo estaba bastante oscuro, pero que entre más tiempo me quedaba más iba aclarando e iba descubriendo más objetos y personas a mi alcance.

Uno de los objetos que tomé fue un vaso que estaba lleno de un líquido extraño. Era bastante sabroso, no dejé de beberlo durante mi estadía en La Luna.
El otro objeto, fue una pañoleta que era negra como el cielo que había dejado en el mundo del que habia llegado.
Con estos objetos en mis manos, decidí pasearme por el lugar. Era bastante espacioso, creo que tenía forma de dodecaédro, pero prefiero decir que eran como dos flores dibujadas en el suelo.

A medida que iba caminando iba relacionándome con más gente y cuando ya nos conociamos lo suficiente, nos despediamos, para seguir paseándonos.
Y caminando me encontraba cuando le vi. Era un hombre joven, a simple vista muy guapo y con aire de sabio sin llegar a ser arrogante. Él estaba sentado en un sillón que tenía forma de guitarra y miraba atentamente su vaso, del cual contenido ni idea yo tenia, pero le miraba tan fijo que nada de lo que sucedia a su alrededor le perturbaba.
Estuve bastante rato observándolo y mientras más le veia, más me gustaba. Tuve un impulso y por primera vez decidí seguirlo sin pararme a pensar.

Avancé sigilosamente para llegar a la parte trasera del sillón y ubicarme a sus espaldas. Sabia que de haber caminado naturalmente no se habria inmutado pero aún así, el sigilo le daba un toque adrenalínico a mi acto, como alguien que hace algo por vez primera, como alguien que sabe que no es correcto o más bien que no es debido.

Su cabeza estaba a mi merced y decidí utilizar el segundo objeto que habia cogido.
Saqué la pañoleta, que habia guardado cuidadosamente en mi bolsillo derecho, dejé mi vaso en una mesita cercana y vendé los ojos de este observador.

La magia de su quietud se desvaneció y su cuerpo se tornó rígido. Di la vuelta al sillón y con un dedo acaricié sus labios y luego su cabello con toda mi mano. Una vez tranquilo, tomé sus manos y lo ayudé a levantarse.
Lo llevé hacia un balcón, donde pude ver que estabamos parados sobre las estrellas y arriba de nuestras cabezas habían flores de múltiples colores.

Sin decir una palabra, besé sus labios lentamente. Él estaba quieto, quizás analizaba la situación, pero luego, sin importarle la venda que cubría sus ojos ni que no conocía a su captora, comenzó a responderme.
Cuando nos separamos para respirar, él tuvo la intención de quitarse la pañoleta, pero amablemente tomé su mano y la regresé a su costado. Me puse a sus espaldas nuevamente y ajusté el nudo de la pañoleta.

No podia quitarle dos veces la magia.

Nuevamente Inspiré y dejé caer el aire lentamente, pero esta vez no estaba mirando lo oscuro, sino que miraba a aquél extraño al que de una forma u otra amaba sin razón que me respaldase.
Cogí su mano y le guié hasta el sillón de guitarra, ayudé a que se acomodara y cuando estuvo en la posición en que le encontré, volví a rozar sus labios con los míos, para terminar dándole un beso en la frente y así separarme de él.

Vi mi vaso en la mesita en que lo había dejado. Y volví a mirar al jóven hombre que yacía sentado en el sillón, esperando.
Giré sobre mis talones y seguí por el camino que me habia llevado a encontrarme con él.
Cuando llegué a la puerta de La Luna, ésa que me llevaría nuevamente al mundo real, donde vería a este ser pero seríamos completos extraños, ésa puerta, que me llevaría al mundo original y común...

Decidí caminar hasta la ventana


Y lanzarme hacia las estrellas.

miércoles, 11 de mayo de 2011

Escondidas


Es una competencia de escondidas.
De miradas furtivas.
Que emergen desde tu lado.
Que disparan del mío.
Ambos sabemos que existen.

Pero es divertido jugar.

Te descubro y me descubres.
La magia sólo ocurre si nos vemos.
Es inevitable no hacerlo.

Pero en otro lugar no nos conocemos.
No nos vemos.
No sigue el juego.

Te busco,te encuentro.
Tu no me buscas.
Pero aún así te encuentro.

Por eso búscame.
Encuéntrame.
Juguemos a escondernos.

sábado, 7 de mayo de 2011

El Baile de las Máscaras


Andando por la vida
Encontré un bosque, por el cual quise pasear
Sin buscar nada
Me topé con una puerta cerrada
Tenia curiosidad por saber qué había
Entonces ví su llave que del suelo salía
Y decidí que entraría.

Entré para encontrar cosas que no me dejaban parar de mirar
Era un mar de gente, todas llevaban abanicos
Al agitarlos todas giraban dando un brinco
Cambiando todo su actuar
Sólo por agradar a su pareja para bailar
Y convirtiéndose en un ser digno de admirar

He vuelto siempre que las hojas comienzan a caer
Caminando hacia ese bosque que me ha hecho ver
Una realidad que se puede admirar en todo sitio
En todo lugar

Un baile de máscaras
Un baile superficial

Air and Love


I'm begging you to kill me

To kill me right now

Please do it very fast

Cause I don't want to feel more pain.


I won't

Don't beg me because I don't want to

You'll live forever

Cause love is in the air

And the air is always in the life

So you'll live as long the air exists and love moves you.

jueves, 5 de mayo de 2011

Te Observo


Cuando vas caminando lentamente
Te observo

Cuando te sientas en un lugar a descansar
Te observo

Cuando estás hablando
Te observo

Cuando estás cantando
Te observo

Cuando callas
Te observo

Cuando estás bailando
Te observo

Cuando estás saltando
Te observo

Cuando ríes
Te observo

Cuando lloras
Te observo


Cuando miras al cielo



Me observas.

lunes, 2 de mayo de 2011

Vórtice


En un vórtice donde todo gira y se hunde, se encuentran las llamas azules, que una a una van siendo apagadas y van dejando de iluminar. El cálido resplandor se ve consumido por el vacío, por la oscuridad.

La oscuridad asciende, consume la vida, consume un brillo de alegría.
Cantos de risa se ven desplazados por amargos gritos y lágrimas, que desgarran el plácido silencio y la armonía reinante de un paisaje idealizado.

Todo gira, es un tornado que está arraigado en un solo sitio, girando eternamente, consumiendo todo lo que se le acerca.

Es un espacio que ya no tiene espacio, que se ha consumido y que ha vuelto a empezar, que muere para luego renacer.

Como un círculo vicioso

Como un ave fénix

Como un vórtice.

domingo, 1 de mayo de 2011

En el Bosque


Entonces me levanté y me dirigí hacia aquél hombre que mi sueño impedía.
Caminé raudamente hacia él y toqué su hombro con la palma de mi mano. Él se dio vuelta, sorprendido. Me ha reconocido y con una sonrisa me saluda y está por preguntarme cómo me encuentro y sin más tomo su mano y hecho a correr con él, arrastrándolo hacia paisajes nuevos sin que él se detenga debido a la impresión.
Llegamos a un lugar cubierto por los árboles que verdes nos encierran bajo sus copas, nos ensombrecen para darnos privacidad.
Nuestra respiración es acelerada y poco a poco va calmándose. Él recupera por completo su integridad y me mira serio, interrogándome con la mirada qué ha pasado.
No le doy tiempo de responder, la adrenalina que me ha llevado a traerlo hasta este lugar me ayuda a seguir con mi cometido. Me acerco a él, mis manos encuentran su camisa y con fuerza y decisión le acerco hacia mi, me pongo de puntas para finalmente y cerrando mis ojos, besarlo.
Él abre los ojos con asombro para luego dejarse llevar y comenzar a responder.

Él es un hombre comprometido pero siente algo por mi y eso me volvía loca, no podía dejar pasar esta oportunidad. No soy así pero ciertamente el peligro me llamaba, necesitaba adrenalina.
La temperatura comienza a subir mas no tengo intenciones de tener algo con él y menos aún en ese bosque.
Me retiro de sus labios, le miro a los ojos y beso su mejilla. Me alejo unos pasos de él , quien está con la más clara expresión de confusión que he visto en mi vida.
Cierro mis ojos e inclino la cabeza a modo de despedida y a paso firme me voy caminando por el camino que tantas veces soñé recorrer y por fin mi sueño se veía realizado.

Mientras más me alejo, siento un cierto remordimiento por lo ocurrido, esto va en contra de mis principios, pero los alejo diciéndome que ya no importa, el acto ha sido cometido y consumado y ha sido una misteriosa y curiosa experiencia.

No lo he vuelto a ver, pero él no será la única víctima que tendré en este ámbito...





El juego acaba de comenzar.

sábado, 30 de abril de 2011

No le escribo



No le escribo al amor porque el amor no me escribe a mi

No me inspira la alegría porque la alegría no se escribe, se vive

No me motiva la rabia porque la rabia enseguece un buen trabajo

No le escribo al miedo porque el miedo no me domina

No me inspiran los celos porque los celos nublan mi mente

No me motiva la ternura porque la ternura se observa, mas no le plasmo

No le escribo al amor porque el amor no me escribe a mi


Les escribo entonces, tristeza y melancolía,
almas azules llenas de silencio,
que lanzan a mi mente a un mundo de inspiraciones.
Un mundo nítido.



jueves, 28 de abril de 2011

Aquella Soledad


Tengo una libertad que se traduce en tierna soledad.
Una que es brillante, feliz y espaciosa. Que no requiere tiempo y ni cariño.
Muchas veces se piensa que es lo mejor, quizás puedes hacer lo que sea, pero al fin y al cabo algo no lo desea.
Sientes que te gustaría otra cosa pero no sabes a lo que te enfrentas, sabes qué es pero no sabes cómo es. Quizás si pero tu experiencia te dice que no sabes nada.
No sabes quién es, cuál será pero sabes que necesitas experimentar.
Observar, sí, es lo único que haces, algo podria aprender, pero la situación te dice que no, que puedes aprender mirando pero que en la práctica serás un desastre.

No sabes lanzarte a esto desconocido, es una interrogante en tu vida. Dime, soledad, cuándo llegara tu final.

Dime, soledad, a dónde vamos a parar.



domingo, 24 de abril de 2011

Fuego y Hielo


El cielo era gris y la lluvia caia
Las hojas se movian al compás del viento
El cielo aquel día sufría
La noche en que me dejaste caer muerto

Todo por una tarde donde fuego y hielo
Desataron su pasión por unas horas
El hielo comenzó ser derretido por el fuego
Y luego el fuego extinguido por el hielo

Ya no es lo mismo, qué te sucede, dónde dejaste caer los placeres
Ya no es lo mismo, qué te sucede, qué has hecho de la persona que eres.
Ya no es lo mismo, qué te sucede , dónde dejaste caer los placeres.

Momentos de discusiones, gritos que claman el aire
El ambiente comienza a tornarse peligroso
Corre, huye, témele
No sé quién eres.
Corres, tropezándote con objetos, el caos sucumbe el lugar
Aqui no es donde debería estar

Ya no es lo mismo, qué te sucede, dónde dejaste caer los placeres
Ya no es lo mismo, qué te sucede, qué has hecho de la persona que eres
Ya no es lo mismo, qué te sucede, dónde dejaste caer los placeres

El peligro me acecha, todo está oscuro
Quiero huir a un lugar seguro
Dónde estoy, quiero salvarme
Pero no dejas de encontrarme

Soy el fuego y me he iluminado
Por ello me has encontrado
Con demencia me atacas
Enterrandome una estaca

Ya no es lo mismo, qué te sucede, dónde dejaste caer los pacleres
Ya no es lo mismo, qué te sucede, qué has hecho de la persona que eres
Ya no es lo mismo, qué te sucede, dónde dejaste caer los placeres

Me miras de lo alto, te miro desde lo bajo
Te miras las manos, llenas de fuego
Me miras con desespero
Te vas y no puedo verte más
Aqui me quedaré solo ardiendo moribundo

Ya no es lo mismo, qué te sucede, dónde dejaste caer los placeres
Ya no es lo mismo, qué te sucede, qué has hecho de la persona que eres
Ya no es lo mismo, qué te sucede, dónde dejaste caer los placeres


martes, 19 de abril de 2011

El espectador


Estuve tanto tiempo buscándote, tanto tiempo queriendo encontrarte.
Tanto tiempo pensando en que eras un sueño, algo que sólo yo no podia poseer.
Lo poseido por todos y de lo cual era yo un simple espectador. Un espectador con las mejores butacas. Un solitario espectador.

Un buen día me liberé de mi mente y decidí actuar.Me levanté, tenia miedo y todo parecia oscuro.
La butaca me llamaba y me decia que levantarme no era buena idea, que quizás el mundo no me quisiera. Que deberia quedarme sentado hasta que alguien viniese a levantarme.

Hice caso omiso a la butaca y me levanté. La butaca se desvaneció y me quedé solo, con un camino hacia adelante.


Aún sigo caminando, pero en él me he encontrado más caminantes y todos coincidimos en que dejar nuestra butaca fue lo mejor que habiamos hecho.

¿Qué hemos encontrado?


Felicidad.

domingo, 17 de abril de 2011

La Joven


Lejos, alli en una colina, se ve una joven mujer que está sentada, siempre esperando.
Sólo se mueve para comer y beber, no quita la vista del horizonte verde que es aquel paisaje.
Está esperando a alguien. Le conoce, se conocen pero hace mucho que él no la ve a ella.
Sin embargo ella si le ha visto a él, desde su lugar en la colina. Cada día que le ve su corazón late más rápido, le deja sin respiración unos segundos y luego la calma, desaparece,llega su tristeza.

Un día él aparece más cerca de su lugar en la colina, camina hacia ella y ésta no da crédito a lo que sus ojos le muestran. Está cada vez más cerca, ella se levanta, está formulando un "cuánto tiempo sin verte"...

Pero lo que nunca vió venir fue que aquel hombre la miraria y pasaria de largo su lugar en la colina. Que desviaria la mirada y seguiria a paso rápido por el camino hasta llegar al otro lado.

La joven cayó al suelo, anegada en lágrimas que silenciosamente comenzaron a caer por sus mejillas. Se reacomodó y miró al mismo lugar que habia estado mirando aquellos dos largos años.

Quizás no era él.



El hombre jamás volvió a aparecer y la jóven murió esperando.

viernes, 15 de abril de 2011

Ya no estás.

Tu cuerpo débil te hizo esto, quiso enfermarte.
Tu cuerpo enfermo quiso hacerte sufrir.
Tu cuerpo sufriente te hizo esperar un largo tiempo.
Tu cuerpo que esperaba fue decayendo.
El cuerpo decaído por fin cayó.

Hoy fue el día de tu muerte y quizás nadie se enteró.
Cayeron las lágrimas, miraron al cielo, maldijeron tu suerte.

Luego la calma, ahora estás en paz, ya no esperas ya no sufres más.


Porque ya no estás.

jueves, 14 de abril de 2011

Búsqueda


Una búsqueda entre mil rostros, una búsqueda entre mil colores.
Búsquedas fallidas, objetivos encontrados.
Cree saber, quiere creer pero quizás no puede ser.
Miradas que en un segundo se cruzaron que se cree que quizás no por el corto instante. Cuestionamientos, dudas, qué ha pasado, haslo otra vez, no la encuentras ya no está.


Hey tú, aparece, transportate a un lugar visible que busco tu sombra. Habla, grita, canta, que escucharé tu voz.